CAMILO CATRILLANCA: EL ESTADO CHILENO ASESINA EN EL PAIS MAPUCHE

El asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca por las fuerzas especiales de Carabineros de Chile dan cuenta de una política de Estado que criminaliza y somete al pueblo mapuche. Esta trágica muerte se suma a la de muchos otros combatientes que causaron un gran dolor en sus comunidades y a la vez reflejaron la dignidad de un pueblo originario que, a través de sus más destacados miembros, lucha por sus derechos fundamentales.

El Estado de Chile ha reforzado y modernizado permanentemente su aparato policial y represor en el territorio mapuche ancestral a fin de frenar el legítimo derecho del pueblo mapuche a reconstituirse política, social y culturalmente mediante sus dos históricas reivindicaciones: la recuperación de las tierras despojadas y el ejercicio de la autonomía en las decisiones que los afectan.

Los graves hechos que ocurren contra el pueblo mapuche, de los cuales la “Operación Huracán” es el síntoma más emblemático de estos últimos años, no se pueden resolver con un simple cambio de mando, ni de intendente, ni de presidente. La situación requiere de un cambio fundamental en la política de Estado, respetar el derecho a la libre determinación del pueblo mapuche y abandonar las políticas de asimilación.

Lejos de ese entendimiento, el gobierno de derecha de Sebastián Piñera tiene la responsabilidad política de haber agravado el enfoque represivo formando efectivos de las fuerzas especiales de Carabineros de Chile, denominados “Comando Jungla”, a tácticas de contrainsurgencia en Colombia y con la dotación de blindados, equipamiento de vigilancia y uso de armamento de guerra. Colaboraciones con el Estado español han sido también evocadas para el entrenamiento de este tipo de efectivos.

Todo indica, según nuestras informaciones, que la muerte de Camilo Catrillanca es producto de una munición que corresponde al armamento del Grupo de operaciones policiales especiales (GOPE), lo que viene a confirmar la querella criminal de homicidio calificado presentada por la familia y respaldada por el INDH. El crimen ocurrido en Temucuicui el 14/11/2018 fue igualmente acompañado de muchas irregularidades sistemáticas en la región de la Araucanía como obstrucción a la justicia, destrucción de pruebas, uso indebido de armamento, violencias contra manifestantes, detenciones ilegales y tortura.

Las reacciones políticas de la oposición no se hicieron esperar y el propio Congreso resolvió interpelar a las autoridades del gobierno, en particular el Ministro del Interior Andrés Chadwick quién tiene a la institución de Carabineros bajo su responsabilidad, lo que fue anunciado para el próximo 11/12/2018.

La renuncia del intendente Luis Mayol fue quizás una manera de descomprimir las tensiones en el juego de la política institucional, pero el nombramiento de su reemplazante – que se ha declarado a favor que el Ejercito intervenga en la Araucanía – evidencia que no existe ninguna intención de cambiar la orientación política del Estado, tanto del gobierno de turno como de la oposición.

Por su parte, las comunidades mapuche y diversos movimientos sociales resolvieron movilizarse en la Araucanía y en varias ciudades chilenas para protestar, presionar y reclamar la verdad en el crimen ocurrido. Entre aquellas acciones, destacamos la movilización en la cárcel de Temuco y el posterior inicio el 16/11/2018 de una huelga de hambre liquida por el machi Celestino Córdova Tránsito exigiendo justicia para el comunero asesinado y la desmilitarización del territorio mapuche. También cabe resaltar el rol político de la comunidad tradicional de Temucuicui en la articulación de las manifestaciones para exigir justicia y verdad, que se prolongaran durante un mes a partir del 24/11/2018.

La criminalización se ha traducido además en la permanente persecución política a los dirigentes y combatientes de la causa. Entre ellos, mencionamos los siguientes presos políticos mapuche encarcelados estos últimos meses:

  • Alberto Curamil Millacheo, comunidad Pancho Curamil, lof Pewenko. En prisión preventiva desde el 14/08/2018.

  • Facundo Jones Huala, lof en resistencia de Cushamen. Extraditado el 11/09/2018.

  • Daniel Canío Tralcal, lof Yeupeko. En prisión preventiva desde el 3/10/2018. Herido a bala en la pierna.

  • Jorge Cayupan Ñiripil, comunidad Mateo Ñirripil, lof Muko. En prisión preventiva desde el 20/10/2018. Herido a bala en la pierna.

Por otra parte, opera el “plan impulso Araucanía” con reformas políticas y cuantiosas inversiones económicas. Si bien es cierto que el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios es una de las mayores medidas contempladas, sigue con el sesgo de la asimilación.

De hecho, el proyecto constitucional de la ex presidenta Michelle Bachelet reconocía por una parte la preexistencia de los pueblos originarios para por otra parte preservar el concepto de nación chilena única e indivisible. Difícil pensar que la derecha pueda impulsar una transformación más profunda de la identidad chilena y del Estado-nación. Igualmente, la cuota “indígena” en las listas electorales tiene como objetivo organizar políticamente el pueblo mapuche según el espectro político chileno y no con la anhelada autonomía.

Dichas medidas políticas, conducidas por el Ministro de desarrollo social Alfredo Moreno, parecen ser la moneda de intercambio para el perfeccionamiento del modelo de desarrollo capitalista donde, por ejemplo, el proyecto MAPA espera transformar a la filial Arauco en la segunda exportadora de celulosa a nivel mundial, lo que implica una explotación aun más salvaje de los recursos en tierra y agua y la contaminación ambiental típica de ese sector industrial, con capital nacional y participaciones europeas (Valmet en Finlandia y Andritz en Austria).

En ese contexto se han generado negociaciones con un sector minoritario de las comunidades mapuche para “integrarlas” al modelo neoliberal y remunerarlas con una parte de las ganancias capitalistas. Resalta el proyecto de Parque eólico en una comunidad mapuche que cuenta con una inversión estimada a US$ 500 millones, lo que ha generado una fuerte oposición del movimiento autonomista mapuche organizado en el sector.

Por todas esas razones, llamamos a los movimientos de solidaridad europeos, las organizaciones chilenas y los colectivos de mapuche en el exterior a rechazar la criminalización del movimiento autonomista mapuche y la profundización del modelo de desarrollo capitalista en el territorio mapuche, dos caras de la misma estrategia del Estado heredada desde los tiempos de la dictadura.

NO A LAS INVERSIONES CAPITALISTAS DE LA UNION EUROPEA EN EL TERRITORIO MAPUCHE

NO AL ENTRENAMIENTO DEL “COMANDO JUNGLA” EN EL ESTADO ESPAÑOL NI A LOS ACUERDOS DE SEGURIDAD CON EL ESTADO CHILENO

JUSTICIA PARA CAMILO CATRILLANCA, SU FAMILIA Y SU COMUNIDAD

LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLITICOS MAPUCHE

Colectivo Nuevas Generaciones Chile

28 de noviembre del 2018

Ginebra, Suiza

Publicités

Répondre

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l'aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s